Nota

La música de Stockhausen, de la mano de Lavandera