Nota

Gabo Ferro: el artista como productor cultural