Nota

“Richter”, la ópera de la impostura